• Los Emiratos Árabes Unidos se proyectan hacia el futuro

Los Emiratos Árabes Unidos se proyectan hacia el futuro

Los Emiratos Árabes Unidos son una tierra de contrastes que busca un equilibrio entre la prosperidad y los desafíos asociados a la sostenibilidad. Los Emiratos exploran estos temas en su pabellón de la Expo de Milán e invitan a sus visitantes a realizar un viaje para descubrir su historia y futuro. 

Su hogar temporal es una obra de arte diseñada conjuntamente por Foster Partners y los Emiratos Árabes Unidos, donde los visitantes son atraídos hacia un espacio con forma de cañón, creado por dos paredes ondulantes de 12 metros de altura. Basados en antiguos principios de planificación, los caminos que recorren el pabellón representan angostas calles peatonales y patios de la antigua ciudad del desierto.

Si el exterior del edificio se inspira en tiempos antiguos, con el interior pasa lo contrario.

Una rampa en ligera pendiente separa la entrada del auditorio. Dispositivos de realidad aumentada ayudan a insuflar vida a la historia de los Emiratos a lo largo del recorrido. El vanguardista auditorio se aloja en un cilindro en el corazón del recinto.

Los socios audiovisuales de Sysco Productions han desarrollado un espacio de entretenimiento con la ayuda de la última tecnología para crear un espectáculo que deja boquiabiertos a los visitantes y da lugar a colas que la mayor parte de los días dan la vuelta al edificio.

130 invitados son conducidos al auditorio cilíndrico donde se representa una creativa producción de audio multicanal y multiproyección basada en cinco proyectores PT-DZ21K de Panasonic.

Este asombroso espectáculo teatral de 170 grados presenta a la audiencia a Sara, una niña que crece en Dubai y cuenta la historia de un país que registra un rápido crecimiento y se enfrenta al reto de alimentar y formar a una población que no deja de aumentar.     

El fantasma de Pepper

A continuación, los invitados son dirigidos hacia un segundo auditorio, donde una enorme instalación basada en la técnica del fantasma de Pepper proyecta la imagen en 3D de Sara, que continúa con la narración en la que se combinan vídeo y objetos reales. Por ejemplo, la niña levanta una tapa de vídeo de una auténtica cacerola de la que sale vapor de vídeo.

"Utilizamos 10 proyectores que proyectan imágenes directamente sobre una pantalla blanca situada en el suelo. A lo que la audiencia dirige la mirada es a una lámina de musion de 45 grados que es como un medio espejo. La sensación es como si la luz procedente del suelo flotara en el aire, pero la audiencia también puede ver todo lo que aparece iluminado detrás de la pantalla", comenta Chris Dunkin, de Sysco Productions.

La instalación tiene 23 metros de largo y cuatro de alto y utiliza 17 proyectores PT-DZ21K de Panasonic en total. 

"El brillo es enorme y sin el alto brillo que proporcionan los proyectores de Panasonic no conseguiríamos una imagen realista. La figura en 3D de Sara se transparentaría, lo que obviamente no es lo que deseamos". 

Future Talk

Como parte del segundo acto, los visitantes pasan de observar a ser observados. Imágenes de los visitantes cantando un rap, filmadas por el personal con ayuda de una aplicación personalizada, son enviadas a un servidor After Effects y procesadas para reproducirse como parte del espectáculo Future Talk. Se utilizan proyectores PT-DZ21K de Panasonic de 20.000 lúmenes para proyectar las caras de la audiencia, con perfecta claridad y contraste, a cada lado del espacio de exposición para completar una experiencia envolvente.

Tras las proyecciones, los visitantes siguen un recorrido a través de más pantallas interactivas y charlas digitales, incluida una exposición especial en la que se celebra la capitalidad de Dubai como ciudad anfitriona de la Expo 2020.

La estructura consta de 11 proyectores, cinco de ellos equipados con objetivos de ultracorta distancia, para fundir y cartografiar contenido sobre un suelo de pantalla circular. Desde el suelo se elevan formas concéntricas hidráulicamente, un efecto que hace la cartografía digital aún más impresionante.  

"Estamos muy satisfechos con el resultado y con la reacción de los visitantes. El objetivo era crear uno de los pabellones de la Expo que más llamara la atención y creemos que hemos contribuido a conseguirlo", señala Mark Burgin, presidente de Sysco Productions.

Trabajo a contrarreloj

Los retrasos en las obras de construcción del pabellón comprimieron sustancialmente los plazos de instalación. Sysco tuvo que trabajar a contrarreloj para poder finalizar el proyecto a tiempo.

"Fue un placer trabajar con los proyectores de Panasonic. Se instalaron en lo que todavía era un edificio en construcción con un tejado con goteras y un entorno con mucho polvo, sin ningún problema. El hecho de incorporar un sistema de cuatro lámparas nos ha permitido confiar en la proyección en todo momento, lo que resulta esencial si se tiene en cuenta que entre los espectáculos solo median unos minutos", añadió Mark Burgin.