• Nuevo futuro audiovisual basado en tecnología láser para la DCU

Nuevo futuro audiovisual basado en tecnología láser para la DCU

La Universidad de la ciudad de Dublín se ha embarcado en un proyecto de transformación audiovisual que incluye el despliegue de tecnología de proyección láser de Panasonic

La Universidad de la ciudad de Dublín (DCU) está realizando una inversión de más de 200 millones de euros en un nuevo plan de desarrollo del campus. Parte de este plan consiste en transformar la infraestructura de TI, incluyendo la tecnología audiovisual de sus espacios de enseñanza.

La Universidad tiene previsto instalar la tecnología de proyección láser más reciente de Panasonic, junto con la Crestron Digital Media Platform en cada uno de los espacios de enseñanza adecuados, en los tres campus.

La combinación responde al pliego de licitación de equipos fiables y de bajo mantenimiento, que resulten sencillos de utilizar para el presentador.

Se espera que se hayan instalado más de 150 proyectores láser en la DCU para finales de diciembre de 2017. 

Se optó por los proyectores láser PT-RW330 de Panasonic para las salas de seminarios mientras que, para aulas de mayor tamaño, se eligió el modelo PT-RW630.

Parte de la gama SOLID SHINE, el proyector PT-RW330 ANSI de 3500 lúmenes ofrece altos niveles de fiabilidad y brillo de larga duración gracias a una fuente de luz combinada de tipo LED-láser.

"Organizamos una competición con proyectores láser de Panasonic y varios rivales basados en lámpara, y les batimos con creces." 

El proyector proporciona aproximadamente 20 000 horas de funcionamiento, sin necesidad de sustitución de la lámpara ni del filtro.

"Tenemos más de 140 aulas y espacios de enseñanza distribuidos en tres campus", explica Declan Raftery, director de operaciones de la DCU. Hasta ahora habíamos utilizado tecnología halógena antigua. Queríamos sustituir esta tecnología anticuada por nueva tecnología en los tres campus y en todos los espacios de enseñanza.

"La tecnología láser que ofrece Panasonic es atractiva por su calidad, extremada durabilidad y reducidos costes de mantenimiento. Desde el punto de vista de la universidad, representa una reducción sustancial del coste total de propiedad.   

"Los comentarios de los profesores en especial han sido muy positivos. La calidad de la tecnología audiovisual ha sido siempre motivo de queja. A veces, entraban en un aula a primera hora de la mañana y una lámpara se fundía, lo que causaba retrasos en la clase. Ahora avanzamos hacia una situación en la que los docentes confían en la tecnología, en que funcionará y en que ofrecerá alta calidad en todos los espacios de enseñanza."

"Fue genial el semestre pasado cuando introdujimos los nuevos equipos; nos quedamos boquiabiertos los primeros minutos por la calidad de las imágenes y el resto de características", indica el Dr. Martin Maloney, profesor de la Facultad de Comunicaciones. "No tardamos nada en acostumbrarnos y olvidarnos de los problemas de antes, hasta este semestre cuando me tocó dar clase en un aula en que todavía se utiliza un equipo antiguo. Entonces, pude apreciar la diferencia.

"La tecnología audiovisual ha mejorado la experiencia de los estudiantes y les permite aprender mejor. Los estudiantes están encantados con la nueva tecnología tras la frustración del año pasado, cuando los proyectores no funcionaban. Los clubes y las sociedades están muy contentos porque por las noches no siempre hay alguien que pueda ayudarles a resolver los problemas."

McKeon Group se ha adjudicado el contrato para actualizar las tecnologías audiovisuales de la Universidad de la ciudad de Dublín y está sustituyendo gradualmente los sistemas de todos los espacios de enseñanza de la Universidad por la nueva plataforma digital.

"Dada la situación económica de Irlanda, ha resultado muy difícil convencer a los clientes de que cambiar a la tecnología láser resulta a la larga más rentable", apunta Tomás Mac Eoin, director general de McKeon Group. "Organizamos una competición con proyectores láser de Panasonic y varios rivales basados en lámpara, y les batimos con creces.

"Hemos firmado un contrato marco de tres años para actualizar todos los espacios de enseñanza al mismo estándar, que debemos instalar en función de los horarios de las clases. Una vez completado el trabajo, las instalaciones podrán compararse con las de las mejores instituciones educativas de Irlanda.

"Resultaba frustrante para los estudiantes llegar a clase y encontrarse con que el profesor no podía utilizar la tecnología", indica Kim Sweeney, presidente de la asociación de estudiantes de la DCU. La nueva tecnología audiovisual mejora la experiencia de los estudiantes y les permite aprender mejor."

William Kelly, decano de Enseñanza y aprendizaje de la DCU, está de acuerdo al respecto. "Es muy importante en el contexto de nuestra ambición por contar con un campus digital del siglo XXI que los equipos audiovisuales se hayan modernizado con tecnología puntera. Las expectativas de los estudiantes se basan en su propia experiencia personal de acceso prácticamente instantáneo a la tecnología.

"La nueva tecnología audiovisual mejora la experiencia de los estudiantes"

"La experiencia de enseñanza ha cambiado. Ahora nos acercamos a la idea de una clase al revés, en la que los estudiantes aprenden gran parte de la materia fuera de las clases formales, y el aula se convierte mucho más en un espacio de colaboración. Es muy importante en este contexto que tanto los profesores como los alumnos puedan traer material digital y que la tecnología garantice su funcionamiento. "