• Engaging medical minds at Queen's University Belfast

Queen's University Belfast capta la atención de los científicos

Queen's University Belfast invierte en educación con tecnología audiovisual para el centro de biología médica 

Como una de las siete instituciones de enseñanza británica que han resistido al cambio de los modelos médicos en el campo de la anatomía, Queen’s University Belfast podría considerarse tradicional en sus métodos de enseñanza. 

Si bien el uso de cadáveres para la disección data de 1819, cuando James Lawson Drummond, Catedrático de Anatomía y Fisiología de la Royal Belfast Academical Institution, introdujo la anatomía en la Facultad de Letras, el uso de la tecnología en la universidad se encuadra hoy auténticamente en el siglo XXI.

Cuando la sala de disección del Medical Biology Centre, situado junto al Belfast City Hospital, abrió sus puertas para el nuevo año académico en septiembre de 2015, lo hizo equipada con 18 pantallas LCD multitouch Full HD de 65 pulg.  

La serie LFB70 de pantallas Full HD profesionales incorpora tecnología táctil intuitiva, funcionalidad de pizarra totalmente interactiva y lo último en conectividad inalámbrica para permitir a los estudiantes colaborar de forma más estrecha en equipo.

El software de pizarra integrado permite a los estudiantes encender la pantalla y empezar a trabajar de inmediato sin necesidad de un ordenador. Pueden trabajar hasta cuatro personas a la vez en la pantalla y el sistema les permite guardar páginas y enviarlas por correo electrónico para consultas futuras o para compartirlas con cualquier persona que no haya asistido a clase.

Se pueden crear notas sobre prácticamente cualquier cosa, desde vídeo y fotografías a presentaciones y documentos PDF.

"Necesitábamos un equipo de talla mundial, capaz de abarcar varios modos de enseñanza en un entorno especializado. El resultado ha sido extremadamente amplio", comenta Stuart Ogg, del departamento Media Services de Queen’s.

"El laboratorio se ha convertido en un espacio auténticamente interactivo. Los docentes nos comentan que la forma de enseñar se ha transformado completamente y que los estudiantes interaccionan activamente con la tecnología."

"La ayuda recibida de Panasonic Ireland ha sido sensacional. Han colaborado estrechamente con nosotros desde el concepto inicial hasta su culminación. Su ayuda ha sido inestimable."

Además de las herramientas de oficina y de la tecnología de pizarra, las pantallas reciben una señal procedente de la isla central de enseñanza, donde el profesor puede alternar entre una visualizador de escritorio, una cámara HD fija montada en el techo y señales procedentes de ordenadores y tablet.

Este entorno permite a los 130 estudiantes ver una demostración en directo en las pantallas y, simultáneamente, seguir los pasos en los cadáveres situados junto a las pantallas.

"La tecnología ofrece grandes oportunidades y, en mi opinión, facilita mucho el trabajo en grupo. Y las cámaras permiten al profesor mostrarnos lo que está haciendo, lo que facilita mucho la disección", señala Catherine McCarroll, estudiante de medicina de segundo año.

"Al tratarse de un espacio sensible, no se nos permite utilizar los teléfonos aquí, por lo que disponer de acceso a Internet ha cambiado completamente las cosas. Antes teníamos que consultar libros de texto de hace más de 20 años. Sin embargo, ahora tenemos la última información en la punta de los dedos, lo que, sin lugar a dudas, nos permite aprovechar más el tiempo de aprendizaje", apunta James Mooney, también estudiante de segundo año.

"Facilita mucho el aprendizaje. Puedes incluir notas en las imágenes, guardarlas, enviarlas por correo electrónico e imprimirlas. Son geniales para el trabajo en grupo porque todo el mundo puede interactuar, en lugar de que cada persona trabaje en un pequeña pizarra", indica Gabrielle MacTaggart, estudiante de biología humana de tercer año.

Además, los estudiantes utilizan la tecnología Miracast™ para transmitir documentos, vídeo Full HD e imágenes desde dispositivos compatibles con Android y ordenadores Windows a las pantallas. Esta función permite que todo el mundo contribuya fácilmente sin tener que preocuparse de cables ni de velocidades de conexión.

"El uso de pizarras interactivas permite a los estudiantes participar e interaccionar. Podemos proyectar imágenes alrededor de la sala y la resolución es fantástica", señala Samantha Taylor, profesora y anatomista del Centre for Biomedical Sciences Education de Queen's University Belfast.

"La nueva área renovada es increíble. Me ha hecho, como profesora, pensar en diferentes formas de enseñar."

"No tenía ni idea de lo versátil que sería esta tecnología"

"Me había imaginado el aspecto que presentaría, pero el resultado final ha superado con creces mis expectativas. No tenía ni idea de lo versátil que sería esta tecnología y cuando empecé a utilizarla me encantó. Ahora se me ocurren varias formas de captar la atención de los estudiantes. Por ejemplo, elaboro crucigramas y pido a los estudiantes que los completen en grupo, lo que hace más divertido el aprendizaje.

"Antes, algunos estudiantes solían llegar tarde y se iban antes, pero tengo que decir que eso ya no pasa. La tecnología fomenta el interés de los estudiantes."

Entre los desafíos de una universidad moderna, se incluye cómo captar financiación externa y cómo atraer estudiantes nacionales e internacionales. Entre los planes futuros para la sala de disección se incluye la transmisión en flujo de clases en directo a la infraestructura web interna de la universidad, y varias empresas se han dirigido a nosotros para realizar cursos de procedimientos con cadáveres para varias especialidades quirúrgicas.

"He estado en otras salas de disección y no he visto nada como esto, y no me consta que exista nada igual en ninguna otra parte, lo que contribuye al gran atractivo de esta escuela", añade Samantha Taylor.