• Sobresaliente para la Universidad de Copenhague en soluciones audiovisuales

Sobresaliente para la Universidad de Copenhague en soluciones audiovisuales

Panasonic Visual Systems transforma el aprendizaje científico en la Universidad de Copenhague

La Universidad de Copenhague está ampliando la Facultad de Medicina y Ciencias. No solo físicamente, en forma de un nuevo e innovador edificio, sino también en términos de infraestructura audiovisual.  

 

La universidad ha completado uno de los proyectos de instalación audiovisual más grandes acometidos nunca en Dinamarca, con el objetivo de garantizar un entorno de aprendizaje de alto nivel al servicio de científicos y estudiantes. La tecnología de Panasonic es un elemento esencial del proyecto.

El Instituto Panum forma parte de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Universidad de Copenhague. Gracias a una donación de la fundación A.P. Møller, el instituto ha ampliado sus instalaciones con un nuevo edificio visionario, conocido como la Torre Mærsk. La nueva estructura de 75 metros de altura se eleva por encima de los edificios antiguos en el área metropolitana de Nørrebro y aumenta el espacio físico ocupado por el instituto de 105.000m2 a 145.000 m2, lo que supone una ampliación del 40 %.

La arquitectura, el diseño interior y las instalaciones se combinan para crear un edificio único cuyo objetivo es convertirse en un centro internacional en el ámbito de la educación médica y la investigación científica. De hecho, cuenta con varias de las infraestructuras más avanzadas del mundo para la investigación y la enseñanza de la medicina y las enfermedades.

Un avanzado sistema audiovisual con miras al futuro

Una de las preocupaciones asociadas a la creación de un entorno moderno y puntero de aprendizaje era incorporar sistemas audiovisuales que estuvieran a la altura. 

Según Anders Jørgensen, contratista y director de la instalación audiovisual de Stouenborg, el proyecto requiere, en primer lugar y ante todo, una planificación y pruebas exhaustivas para garantizar la adecuación de los productos utilizados al espacio.
"Los productos debían cumplir unos criterios muy estrictos. Sometimos a las diferentes marcas a numerosas pruebas, simulaciones y ensayos para determinar las posibilidades y el rendimiento de cada instalación y asegurarnos los mejores resultados, desde los monitores hasta los proyectores y las pantallas de proyección. De hecho, tuvimos que ajustar la estrategia varias veces cuando las pruebas demostraban que un producto no cumplía los estrictos criterios", explica Anders Jørgensen.

Los motivos por los que Panasonic fue el proveedor seleccionado al final tienen que ver con dos características muy específicas y con la solución general.

"La calidad técnica y el diseño debían ir de la mano", apunta Anders. "Nos decidimos por Panasonic porque era capaz de ofrecer soluciones con las que sus competidores no contaban, especialmente en el ámbito de la proyección. En primer lugar, Panasonic era la única marca de soluciones de proyección que ofrecía objetivos de corta distancia capaces de proyectar imágenes con un ancho de 5,3 metros a una distancia de solo 2 metros. Asimismo, el nivel de ruido emitido por los proyectores era extremadamente bajo: inferior a NR-30".

"Por otra parte, no considerábamos cada unidad individualmente sino como una parte del paquete, y Panasonic ofrecía la mejor fusión de diferentes soluciones que combinan una gran calidad de imagen con alta durabilidad. En conjunto, son diferencias importantes que nos ayudaron a garantizar los mejores resultados posibles para la universidad".

Proyectores LED respetuosos con el medio ambient

La Torre Mærsk ofrece una vista completa del centro histórico de la ciudad y no es un edificio precisamente pequeño. Por este motivo, la implementación de una instalación sostenible es de vital importancia para garantizar un bajo consumo de energía y emisiones de CO2.

"Una de las razones por las que seleccionamos los proyectores LED de Panasonic fueron los importantes ahorros energéticos asociados a sus soluciones. Esta decisión nos ha permitido obtener importantes ahorros en electricidad y generar el menor impacto medioambiental posible, en consonancia con la estrategia de sostenibilidad e imagen respetuosa con el medio ambiente del Instituto Panum", añade Anders Jørgensen.

Los objetivos del proyecto eran crear una instalación audiovisual intuitiva y vanguardista, capaz de responder a los requisitos técnicos de la universidad, algo que se ha conseguido, según Anders Jørgensen.

"Tras meses de duro trabajo, estamos muy satisfechos de haber sido capaces de crear un entorno de aprendizaje dinámico totalmente fuera de lo ordinario en términos de funcionalidad y estética. Se han abierto las puertas de un nuevo edificio destinado a la investigación científica que probablemente elevará el perfil de Dinamarca como país pionero en el ámbito de la investigación científica al más alto nivel".

Fotografías: Laura Starmer, Adam Mørk y Kasper Stouenborg