• Cambiando la
    tendencia de
    lo obsoleto

Toughbook y Toughpad, cambiando la tendencia de lo obsoleto

Citando el Quarterly Journal of Economics de 1986, Wikipedia describe la obsolescencia planificada como: 
 
“Política de planificación o diseño de un producto con una vida útil limitada, con el objetivo de que se quede obsoleto, es decir, anticuado o que deje de ser funcional tras un cierto periodo de tiempo. La obsolescencia planificada ofrece beneficios potenciales para los fabricantes, ya que para conseguir un uso continuo del producto el consumidor se ve sometido a la presión de volver a comprar." 
 
Por tanto, ¿por qué se oye tanto esta expresión en el mundo de la informática móvil actualmente? La respuesta se encuentra en la velocidad a la que cambia la tecnología informática y en la creciente proliferación de dispositivos móviles a disposición de los usuarios actuales.
 
Tomemos como ejemplo las tablet. Cada vez más populares en los mercados de consumo y profesionales, la prueba de la obsolescencia planificada o implícita en el diseño y la fabricación de muchas tablet de primera línea resulta patente. Las baterías a menudo están selladas en el interior de la unidad, lo que impide al usuario reemplazarlas una vez que han alcanzado su vida útil planificada. Las pantallas están adheridas, lo que impide su sustitución por parte del usuario. Y los componentes internos del dispositivo son fijos, lo que impide su actualización cuando se desea o resulta necesario.
 
Perjudicial para la empresa y para el planeta
Esta imposibilidad de mantener y actualizar los dispositivos durante su vida útil da lugar a residuos nocivos, en términos tanto de costes como de materiales. El usuario tiene que reemplazar el dispositivo en su totalidad cuando se queda obsoleto, lo que se traduce en desembolsos financieros adicionales y en montañas cada vez más altas de vertederos tecnológicos. Por consiguiente, la obsolescencia planificada afecta negativamente a las perspectivas financieras de muchas empresas, ASÍ COMO al planeta.
 
Sin embargo, esta tendencia también presenta excepciones. Los portátiles y las tablet resistentes, como las gamas Toughbook y Toughpad de Panasonic, se han diseñado con un horizonte temporal significativamente más amplio que sus competidores no resistentes e índices de avería mucho menores. De forma similar, los dispositivos Toughbook y Toughpad incluyen baterías sustituibles por el usuario y otras características y componentes compatibles con modelos previos.
 
Una menor obsolescencia reduce los costes de propiedad
El resultado son portátiles y tablet más sencillos de mantener con menores índices de avería y ciclos de vida más largos, que no se quedan obsoletos en el plazo de uno o dos años. Todo lo cual se suma a soluciones que reducen el coste total de propiedad, que evitan quebraderos de cabeza constantes a los departamentos de TI, los cuales necesitan sustituir continuamente conjuntos completos de dispositivos de manera, y soluciones más respetuosas con el medio ambiente.