• Presentamos un nuevo futuro de colaboración

Presentamos un nuevo futuro de colaboración

La nueva suite educativa de la Universidad de Lancaster utiliza pantallas Panasonic para crear un espacio de aprendizaje más productivo

La Escuela de Administración de la Universidad de Lancaster vive una etapa apasionante mientras prepara la construcción de un nuevo edificio. Previsto para 2019, el nuevo complejo de edificios ofrece la oportunidad de rediseñar las salas actuales y el potencial de explorar nuevas formas de mejorar la experiencia de los estudiantes.

Se trata de una oportunidad para que los administradores se replanteen la forma en que están distribuidas sus aulas y el modo de incorporar más tecnología, incluyendo la posibilidad de que cada alumno traiga su propio dispositivo.

La universidad quería encontrar una solución colaborativa, pero ésta debía integrarse en el espacio educativo ya existente, manteniendo el actual atril, un proyector (Panasonic PT-RZ570) y el sistema de control AMX.

David Neal, coordinador del espacio educativo en Lancaster, explica: "Hemos examinado durante cierto tiempo varias opciones de presentación inalámbrica. La opinión general es que las expectativas de los estudiantes están cambiando y que la posibilidad de ofrecer una experiencia de aprendizaje más activa y personalizada será, en el futuro, un aspecto importante en la forma de impartir las lecciones".

"La posibilidad de ofrecer una experiencia de aprendizaje más activa y personalizada será, en el futuro, un aspecto importante en la forma de impartir las lecciones”.

Trabajando en estrecha colaboración con el integrador Pure AV, el resultado es una sala que puede acoger hasta a 35 estudiantes en cinco estaciones de trabajo.

En el centro de la instalación encontramos pantallas Panasonic TH-43LFE8 de 43", junto con hubs inalámbricos Kramer Via connect Pro. Esta distribución permite a los estudiantes trabajar fácilmente en grupo y conectarse a la pantalla con sus propios dispositivos, ya sean ordenadores portátiles, tablets o teléfonos móviles. 

Los estudiantes pueden trabajar juntos y compartir archivos al instante entre los miembros del equipo, mostrando el contenido de su dispositivo en la pantalla.

El Kramer Via también permite al usuario seguir accediendo a la web cuando está conectado a la red para duplicar la pantalla de su dispositivo. Un requisito importante para la escuela de administración y un aspecto que otras opciones estudiadas por la Universidad no habían podido solucionar.

"Gracias al sencillo control de la tecnología incorporada, resulta muy fácil compartir el trabajo en grupo".

Con su fino borde y su diseño compacto, las pantallas forman una instalación sobria y ayudan a los espectadores a concentrarse en la imagen mostrada. La serie LFE8 admite un total de 59 señales de entrada diferentes, lo que la convierte en ideal para este espacio de trabajo colaborativo y de reuniones, donde pueden utilizarse contenidos en una gran variedad de formatos diferentes.

El sistema ofrece, tanto al profesor como a los estudiantes, mucha flexibilidad y una enorme cantidad de opciones para gestionar y mostrar el contenido. Por lo tanto, era importante conseguir que el proceso de gestionar dichas opciones fuera lo más sencillo posible.

Se ha mantenido el actual sistema de control de la sala y se ha añadido el nuevo sistema de colaboración Kramer Via, que ofrece conectividad para dispositivos inalámbricos. La conmutación de suministro local y el control de la visualización, por su parte, se consiguen utilizando un pad de control para el botón AMX.

Para ayudar a los usuarios a navegar por el sistema, los escritorios están codificados por colores. El panel de control tiene una página de colaboración específica y está programado para garantizar que el usuario de la sala pueda seleccionar y compartir contenido en las pantallas con unas pocas pulsaciones de un botón.

Los usuarios también pueden captar el contenido de las pantallas de los grupos y mostrarlo en el proyector principal para que todos puedan verlo, creando así un sistema flexible para mostrar y comparar el trabajo con el resto del grupo.

El espacio ya ha sido utilizado tanto por el personal docente como por los estudiantes, y las reacciones han sido entusiastas.

“La oportunidad de impartir sesiones educativas ‘en directo’, en una prueba del sistema realizada antes de la instalación durante cuatro semanas, tuvo un valor incalculable para captar las opiniones de los estudiantes acerca del valor de este entorno educativo. Ello, unido a una respuesta abrumadoramente positiva de todos los usuarios, nos ha permitido disponer de un argumento convincente para introducir aulas similares en el campus”, explicó Phil Cheeseman, Jefe de Servicios Académicos.

"Mi experiencia con la sala ha sido muy, muy buena", manifestó Steve Barron, director de programa para el MSc Project Management y una de las primeras personas que utilizó la nueva sala. "El uso de la tecnología es muy sencillo e intuitivo. Sin necesidad de formación, aprendí a utilizar la tecnología en cuestión de minutos.

"Me gusta esta distribución con estilo de cafetería, ya que ofrece unas buenas y sencillas posibilidades de trabajo en grupo. Gracias al sencillo control de la tecnología incorporada, resulta muy fácil compartir el trabajo en grupo. ¡Queremos más salas como esta, por favor!"

La Universidad ya está planificando futuras instalaciones basadas en la misma distribución, y pronto instalará una segunda sala.