• Visual System Solutions

MAPPING DE VÍDEO EN UN EDIFICIO HISTÓRICO

En el sector hostelero de Praga, la clave está en ofrecer algo que la ciudad no haya visto nunca, una idea que deje al público boquiabierto. Y esto es lo que consiguió la proyección de Panasonic en la coctelería Crazy Daisy.

Gracias a los proyectores láser, el coste total de propiedad se ha reducido enormemente y prácticamente no hay ninguna diferencia respecto al precio de compra. Los proyectores no tienen filtros ni fuentes de luz sustituibles. Con una vida útil de 20 000 horas, pueden funcionar durante cinco años sin ningún coste adicional.

Zdeněk Krýsl

Client – Crazy Daisy - Bar y coctelería exclusivos
Location – Praga, República Checa
Producto – PT-JW130 Space Player
Proyecto

Cómo crear una divertida experiencia de mapping de vídeo en un espacio interior histórico.

Solución

Ocho proyectores láser Space Player™ ofrecen un mapping de vídeo de alta calidad en un diseño compacto y moderno.


Dentro de los edificios del centro histórico de Praga, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, existen una serie de espacios ocultos que se han utilizado para la misma finalidad desde principios del siglo XX. La ciudad es famosa por tener una gran cantidad de lugares donde los visitantes pueden relajarse y divertirse un poco.

Podemos encontrar muchos locales elegantes, lugares que sorprenden a los clientes con sus especialidades culinarias, sus deliciosas bebidas y sus atractivos interiores.

Crazy Daisy ha revitalizado el sótano del Palacio Astra, en la Plaza de Wenceslao. El centro neurálgico es un elegante bar, rodeado de palcos con vista directa a la barra y al espectáculo que ofrecen los camareros.

Crazy Daisy es famoso por, entre otras cosas, la habilidad de sus empleados para preparar casi cualquier bebida que podamos imaginar. Los efectos estáticos permanentes también se suman al ambiente, complementados por proyecciones animadas de vídeo como un tranvía atravesando el centro de Praga o la sensación de volar por el espacio exterior.


Se han creado un total de cinco efectos para Crazy Daisy. Las animaciones pueden personalizarse para diferentes eventos, como fiestas de cumpleaños y reuniones corporativas. Uno de los problemas concretos que planteaba el proyecto era su ubicación. El palacio es un edificio histórico nacional que todavía conserva algunas de sus decoraciones originales. En consecuencia, su aspecto debía mantenerse intacto. Los proyectores utilizados en la animación debían instalarse de forma que se integraran discretamente en el diseño de la sala.

Para adaptarse a estas restricciones relacionadas con la importancia histórica del edificio, tuvo que desarrollarse, entre otras cosas, una solución especial de suspensión. El peso, el ruido y el aspecto de los proyectores eran factores importantes que debían integrarse en el elegante aspecto del pub.

Los equipos debían poder funcionar de manera ininterrumpida 24 horas al día y 7 días a la semana, y el ruido también debía ser el menor posible para no molestar a los clientes sentados directamente debajo de ellos.

Nausus, un proveedor de soluciones de mapping con proyección 3D, fue la empresa elegida para el trabajo por su experiencia en proyecciones láser. 


Se emplearon dos criterios para seleccionar los proyectores: debían ser relativamente pequeños y debían tener un diseño y una funcionalidad similares a la iluminación tradicional, para que los clientes ni siquiera notaran su presencia. Nausus seleccionó el modelo PT-JW130 Space Player de Panasonic, concretamente un total de ocho unidades.

El pequeño tamaño y el reducido peso del PT-JW130 facilitaron en gran medida el montaje. Con un cableado eléctrico común, el mismo utilizado en hogares o en edificios comerciales, se utilizaron los ocho proyectores láser Panasonic PT-JW130 para cubrir toda la superficie de mapping del bar. El uso de la tecnología láser permite reducir al mínimo el mantenimiento. A diferencia de los proyectores de lámparas convencionales, el PT-JW130 no requiere cambios de filtros ni de lámparas y está diseñado para funcionar 20 000 horas sin necesidad de mantenimiento.