Guía audiovisual para la enseñanza en el Nuevo Mundo

Los continuos obstáculos derivados de la pandemia implican que las instituciones deban cambiar totalmente su forma de enseñar. Thomas Vertommen, Product Manager europeo de proyectores de Panasonic Visual System Solutions, examina la tecnología y las herramientas online que pueden ayudar a la enseñanza en un mundo distanciado socialmente.

Desde Aristóteles, quien dijo «El destino de los imperios depende de la educación de los jóvenes», la capacidad de enseñar y aprender ha sido un pilar fundamental de nuestra sociedad. Pero actualmente, los aproximadamente 2700 centros de educación superior de toda Europa se esfuerzan por encontrar la mejor manera de ayudar a sus 20 millones de estudiantes. Los continuos obstáculos derivados de la pandemia implican que las instituciones deban cambiar totalmente su forma de enseñar.

Se trata de avanzar rápidamente hacia un entorno de aprendizaje semipresencial, en el que se combinan los estudiantes que asisten a las salas de conferencias, auditorios y aulas tradicionales con el aprendizaje a distancia.

Para mucha gente, aún no quedan demasiado claras las implicaciones prácticas de un entorno de enseñanza con aprendizaje semipresencial. El aprendizaje a distancia tiene que ser algo más que «universidad por videoconferencias». La necesidad de distanciamiento social también ha puesto patas arriba la dinámica de la enseñanza presencial. El menor número de estudiantes, que deben repartirse por zonas más amplias, ha cambiado radicalmente la configuración de las aulas y los equipos audiovisuales necesarios para conseguir una enseñanza eficaz.

Reorganización del espacio físico de reunión

Una vez ha quedado clara la posición física de los estudiantes en la sala, deben tenerse en cuenta los requisitos audiovisuales para el área que acabamos de configurar. Los cambios en la sala y la posición de los estudiantes tendrán un efecto en cadena sobre los tipos de equipos audiovisuales necesarios para que la enseñanza sea eficaz en el nuevo entorno. Por ejemplo, los estudiantes pueden estar más cerca o más lejos de la pantalla y es probable que las líneas de visión hayan cambiado.

Esto puede resultar un problema para el departamento audiovisual y existen varios aspectos fundamentales a considerar:

  1. El conocimiento es vital: En primer lugar, debemos comprender las necesidades de los usuarios y el contenido que deberán compartir y visualizar para poder identificar con precisión las necesidades.
  2. Tamaño: ¿Las pantallas actuales y el tamaño de las imágenes proyectadas en la sala siguen siendo los adecuados para la nueva disposición?
  3. Distancias de visualización: ¿Cuáles son las distancias de visualización máximas y mínimas requeridas en el espacio que acabamos de configurar? Si los estudiantes están más repartidos, debe tenerse en cuenta la resolución de la pantalla, el contraste y el brillo, además de los ángulos de visualización.
Puntos visuales a tener en cuenta antes de empezar
Contenido y conocimiento
La comprensión de las necesidades del usuario y el contenido es vital
Brillo
¿La sala está muy iluminada? ¿Cuál es el brillo de la pantalla?
Tamaño
¿La pantalla es lo bastante grande?
Distancia de visualización
¿Cuál es la distancia máxima y mínima posible?
Resolución
WUXGA, HD, 4K, la resolución marca la diferencia
Ángulo de visualización
Mejorar la capacidad de concentración
Contraste
Factor determinante de cómo se percibe la calidad de la imagen
   

Existen muchas formas de resolver estos problemas. Por ejemplo, si utilizamos las nuevas pantallas 4K en vez de pantallas Full HD, los estudiantes podrán sentarse la mitad más cerca de la pantalla. Así podría conseguirse un espacio de visualización más cómodo para los estudiantes y también distanciamiento social, sin necesidad de cambiar toda la configuración de la sala.

Existen estándares ya establecidos y calculadoras online que pueden ayudar en este aspecto. Por ejemplo, el estándar Display Image Size of 2D Content in Audiovisual Systems (DISCAS) puede ayudar a identificar la especificación correcta de los equipos tecnológicos para adaptarse a cualquier espacio educativo. Ayuda a comprender el tamaño, la resolución, el contraste, el brillo y las distancias y ángulos de visualización necesarios en cualquier entorno.

Otro documento de referencia útil es el Image System Contrast Ratio (anteriormente «PISCR»). El estándar se utiliza para garantizar una buena calidad de imagen. Inicialmente, solo para la proyección, el estándar Projected Image System Contrast Ratio se ha transformado en este nuevo estándar único que abarca todas las tecnologías y tipos de visualización.

Los especialistas audiovisuales, como Panasonic, han llevado estos conceptos un paso más allá y han facilitado herramientas online para ayudar a elegir el dispositivo específico para cualquier circunstancia. Por ejemplo, la calculadora de la distancia de proyección de Panasonic puede ayudar a calcular el tipo de proyector, el modelo y la posición óptimos para una sala de presentaciones. Los usuarios pueden simular las dimensiones de su sala, la posición de los equipos y otros factores, como la luz ambiental. Capaz de analizar los requisitos y las medidas más precisas, la calculadora le garantiza el máximo rendimiento de su proyector Panasonic.

Equipos audiovisuales para cualquier situación

Gracias a una amplia gama de proyectores y pantallas profesionales, que permiten ofrecer unas imágenes de gran nitidez en unos tamaños de pantalla de entre 43 y 1500 pulgadas, los principales fabricantes como Panasonic pueden asesorar acerca de la mejor tecnología integrada con el tamaño de pantalla, el brillo y el contraste correctos.

En función de los requisitos de visualización y aprendizaje, la amplia gama de proyectores láser LCD y DLP de última generación ofrece imágenes, datos y vídeo de la máxima calidad, con unos excelentes niveles de fiabilidad y bajas necesidades de mantenimiento.

Tradicionalmente, las pantallas de gran tamaño empleadas en salas de conferencias y auditorios utilizaban la tecnología LED. No obstante, los proyectores de última generación pueden sustituir a estas pantallas LED de gran tamaño y los usuarios reconocen sus ventajas a nivel creativo, comercial y operativo.

Además, las pantallas táctiles profesionales, con sus amplios ángulos de visualización y sus funcionalidades de anotación interactiva, pueden ser unas herramientas muy valiosas para mejorar la experiencia de aprendizaje. La amplia experiencia de Panasonic en el sector de las cámaras de vídeo profesionales también garantiza el acceso de las instituciones educativas a los mejores sistemas de cámaras remotas y a mezcladores y conmutadores para eventos en directo que se adaptan a las necesidades de aprendizaje semipresencial y grabación de conferencias.

A pesar de los obstáculos a los que se enfrenta el sector educativo, resulta tranquilizador saber que Panasonic puede ofrecer las herramientas, el asesoramiento y una completa gama de soluciones tecnológicas que ayudan a adaptarse rápidamente a las nuevas formas de aprendizaje.