• Visual System Solutions

AMPLIANDO LOS LÍMITES DE LA LUZ, EL ESPACIO Y EL SONIDO PARA EL FESTIVAL LIGHTPOOL DE BLACKPOOL

El festival Lightpool 2018 de Blackpool se ha inaugurado con un mapping en el Empress Ballroom realizado con proyectores Panasonic

Es un rompecabezas de 24 piezas en el que, si faltara alguna, se rompería toda la continuidad de la obra de arte digital, por lo que tuvimos que depositar nuestra confianza en los proyectores de Panasonic

Paul Wigfield, director de QED Productions

Client – QED Productions
Location – Empress Ballroom, Blackpool
Producto – PT-RZ31K, PT-RZ21K
Proyecto

Realizar un mapping con proyección de alto nivel que se adaptara al complicado techo y a los múltiples candelabros del Empress Ballroom

Solución

La instalación de 24 proyectores de Panasonic garantizó las mínimas irregularidades, con la máxima fiabilidad y calidad de alto nivel para crear un espectáculo impresionante


Famosa por sus espectáculos anuales de iluminación, la ciudad de Blackpool tiene una larga trayectoria con experimentos de luz. Con sus ocho lámparas de arco inauguradas en 1879, las calles de la ciudad, que una vez fueron descritas como «sol artificial», han continuado impresionando a los visitantes durante décadas debido a su magnitud y profesionalidad.

En los últimos años, estas innovaciones han tomado la forma del proyecto Lightpool, una forma adicional de entretenimiento durante las iluminaciones que pretende combinar los mundos del arte y el entretenimiento. En 2018, uno de los aspectos más destacados fue la combinación de música clásica y un moderno mapping con proyección, en la exitosa representación de «Light Odyssey» que marcó la inauguración oficial del festival Lightpool 2018 de Blackpool.

Producida por Alex Rinsler, director del Festival de Lightpool, «Light Odyssey» fue una colaboración técnica y creativa entre QED Productions, la Orquesta Filarmónica de la BBC, la Guildhall School of Music and Drama y un equipo increíblemente talentoso de artistas digitales, que crearon un espectáculo de noventa minutos de duración en el que podían verse impactantes animaciones proyectadas y actuaciones en directo. La representación también fue capturada en 360 grados por el Philharmonic Lab, creado por la Orquesta Filarmónica de la BBC para que el público pudiera explorar nuevas formas de experimentar la música orquestal.

Trabajando conjuntamente con Alex Rinsler, QED Productions fue el socio elegido para plasmar las ideas creativas en un complejo proyecto de mapping en el que las proyecciones debían realizarse alrededor de múltiples candelabros y en uno de los salones de baile más grandes de Europa.

«Solo fue posible utilizando los últimos modelos de servidor multimedia y la más reciente tecnología de proyección láser de alto brillo»

«Cuando Alex planteó por primera vez a QED la idea de ‘Light Odyssey’, quedó claro que la magnitud de la ambición creativa era tan importante como las dificultades técnicas que se derivaban de ella. Fue una oportunidad de ampliar los límites del mapping con proyección y de crear una experiencia de entretenimiento exclusiva y muy especial».

"El Empress Ballroom es uno de los salones de baile más grandes de Europa y también uno de los más ornamentados. Los majestuosos candelabros no podían retirarse y también estaban distribuidos de manera irregular, por lo que nos enfrentamos a un enorme problema a la hora de cubrir el techo sin proyectar sombras y de crear una plantilla funcional que se adaptara a las necesidades animadores», comentó el director de QED, Paul Wigfield.

Créditos de las imágenes: QED Productions


Para preparar la representación, QED Productions debía ser perfectamente consciente del espacio de que disponía, antes de buscar en el mercado unos proyectores que tuvieran la versatilidad necesaria para poder trabajar en la sala.

Paul continuó explicando: «Sabíamos que la solución técnica debería ser una combinación de ideas y que se necesitaría un modelo muy preciso para la creación del contenido, así como también algunas posiciones y ángulos del proyector casi imposibles. En las primeras visitas que realizamos al local, simplemente echamos un vistazo a todas las posibles posiciones del proyector y decidimos si realmente era factible. Una vez decidido que podría realizarse, decidimos escanear y modelar el salón de baile para, posteriormente, planificar la distribución de los proyectores y diseñar la plantilla UV para los artistas».

Se decidió que la solución más fiable era distribuir 24 proyectores de Panasonic por todo el salón de baile, incluso entre los asientos del público y la orquesta. Para ello, se utilizaron 16 proyectores PT-RZ31K de 30.000 lúmenes para cubrir las áreas más grandes de los techos y las fachadas, con ocho proyectores láser PT-RZ21K de 20.000 lúmenes para rellenar las áreas más pequeñas, alrededor de las paredes y las columnas.

«Todo el mundo recordará esta representación como la noche en que el Empress Ballroom cobró vida en un espectáculo apabullante de color y sonido»

Paul añadió: «Aunque la espectacular proyección requería una extraordinaria visión creativa y técnica, solo fue posible utilizando los últimos modelos de servidor multimedia y la más reciente tecnología de proyección láser de alto brillo. Los proyectores debían colocarse en cualquier lugar y en todas partes. Los candelabros impedían las proyecciones cruzadas en las paredes de los extremos, por lo que se utilizaron dos pares de proyectores RZ21K combinados con objetivos de espejo de ultracorta distancia 0,36:1 en los palcos superiores para conseguir la cobertura necesaria».

Otros aspectos que también influyeron en esta decisión fueron la calidad de la proyección, que demostró ser fiable y versátil durante el funcionamiento. Además, el funcionamiento silencioso de los proyectores evitó distracciones para los telespectadores y radioyentes, lo que les permitió disfrutar plenamente de la experiencia.

«Los proyectores de 3 chips DLP láser de Panasonic ofrecen la potencia luminosa más alta de entre todos los proyectores de su categoría, además de consumir menos energía. Su funcionamiento también es extremadamente silencioso, lo cual es un aspecto muy importante cuando el público está sentado tan cerca de los equipos. Los motores de fuente de luz láser nos permitió instalarlos en cualquier orientación y en los ángulos más inverosímiles», comentó Paul Wigfield.


«Siendo realistas, es imposible disponer de todos los equipos de respaldo necesarios debido a las limitaciones físicas derivadas, por lo que los proyectores deben ser absolutamente fiables. Es un rompecabezas de 24 piezas en el que, si faltara alguna, se rompería toda la continuidad de la obra de arte digital, por lo que tuvimos que depositar nuestra confianza en los proyectores de Panasonic», comentó Paul.

Además, los proyectores ofrecían un alto nivel de conectividad para garantizar que se pudiera mostrar una amplia variedad de contenidos.

«Los proyectores de 3 chips DLP láser de Panasonic ofrecen la potencia luminosa más alta de entre todos los proyectores de su categoría, además de consumir menos energía»

Paul añadió: «El contenido se visualizó previamente y se reprodujo en el mismo lugar utilizando cuatro servidores multimedia 4x4pro ocultos y equipados con tarjetas cuádruples VFC DVI. Las 48 salidas individuales de resolución 1920 x 1200 (principal y de respaldo) se enviaron a un conmutador de matriz Lightware FR65x65 DVI y luego se distribuyeron a cada proyector utilizando el sistema de fibra a medida de QED, que facilitaba el control tanto de la señal como de la red. Los múltiples visores DVI de 16 canales Harris Predator II permitieron monitorizar todas las señales del proyector desde la posición de control, mientras que la gama de servidores multimedia ocultos se consiguió utilizando el sistema de fibra remota KVM Xtreme de QED para que los miembros del equipo pudieran deformar y unir digitalmente el lienzo digital a mano.

«Aunque la plantilla de animación tenía una resolución de 10 000 x 3813 píxeles y debía producirse casi una hora de contenido visual en movimiento, todos los artistas aceptaron el desafío y no solo pudieron entregar su trabajo en unos plazos increíblemente ajustados, sino que también dejaron a todo el mundo impresionado con sus diferentes estilos visuales e interpretaciones musicales».

Combinando todos los elementos entre sí, los proyectores de Panasonic permitieron a los creativos la libertad de explorar su potencial y continuar con la tradición de experimentos con la luz que Blackpool siempre ha representado con orgullo.

«‘Light Odyssey’ fue un viaje extraordinario y todo el mundo recordará esta representación como la noche en que el Empress Ballroom cobró vida en un espectáculo apabullante de color y sonido», concluye Paul Wigfield.