• El RIBA logra un plan tecnológico

El RIBA logra un plan tecnológico

El Royal Institute of British Architects (Real Instituto de Arquitectos Británicos) utiliza la tecnología de Panasonic para ayudar a crear unos exclusivos espacios para la celebración de eventos

El RIBA se fundó en 1834 para "el progreso general de la Arquitectura Civil y para promover y facilitar la adquisición del conocimiento de las distintas artes y ciencias relacionadas con ella". Cien años más tarde, en 1934, se trasladó a su sede actual ubicada en 66 Portland Place, en el centro de Londres.

El edificio, inaugurado por el rey Jorge V y la reina Mary, alberga ahora la primera galería arquitectónica de Londres, así como la biblioteca del RIBA y su colección de más de cuatro millones de artículos.

Además, RIBA Venues acoge cientos de eventos al año y es uno de los pocos espacios de Londres que ofrece salas de conferencias y exposiciones para hasta 400 delegados.

En consecuencia, la infraestructura audiovisual es de vital importancia para el Instituto y forma la columna vertebral de numerosas conferencias, lanzamientos de productos y reuniones corporativas. 

El objetivo del Instituto es pasar a un entorno 4K, y el primer paso sería la instalación de una pantalla principal Panasonic 4K de 98 pulgadas (TH-98LQ70) en la recepción, integrada por Insight Visual Systems Ltd.

"Fue una decisión sencilla sustituir Panasonic por Panasonic"

Con aproximadamente 8.290.000 píxeles o cuatro veces más píxeles que una pantalla Full-HD, la alta resolución de la serie LQ crea imágenes de gran detalle.

Además de la resistencia a los golpes, la serie LQ puede funcionar de manera ininterrumpida. Ofrece un uso fiable en espacios públicos de gran tránsito como estaciones de tren, aeropuertos y centros comerciales, así como en salas de control. También incorpora un amplio conjunto de conexiones de entrada y salida para aplicaciones versátiles.

Quadra AV diseñó un impresionante marco de madera con efecto metálico para rodear la pantalla, que está instalada en el entresuelo de la escalera principal de la recepción.

La pantalla de gran formato está acompañada por dos pantallas Full HD de 65 pulgadas (TH-65LFE8) instaladas en modo vertical, que sustituyen a las anteriores y ofrecen unos mayores niveles de flexibilidad para la instalación.   

La serie LFE8 integra un reproductor USB. El uso de la pantalla para fines de cartelería es tan sencillo como introducir el contenido deseado a través de una conexión USB sin necesidad de un reproductor multimedia. Es posible visualizar vídeos e imágenes estáticas, lo que permite utilizar una gran variedad de contenido de cartelería original.

La Serie LFE8 puede instalarse en sentido horizontal, vertical o multipantalla, y se emplean a menudo para presentar menús o guías urbanas.

Con una profundidad de menos de 62 mm, su diseño compacto permite instalaciones discretas en montajes en pared y su borde estrecho ayuda a los espectadores a concentrarse en las imágenes visualizadas.  

“Este es un edificio muy controlado en términos de desarrollo”, manifestó Steve Barrett-White, supervisor técnico audiovisual del RIBA. “Ello significa que debemos tener en cuenta este aspecto de la protección a la hora de tomar cualquier decisión relativa a la incorporación de elementos audiovisuales al edificio.

“Por ejemplo, no podemos colocar cualquier cosa en las ventanas para impedir la entrada de luz, lo que significa que en muchos espacios las pantallas son más adecuadas que los proyectores. No obstante, en la mayoría de los casos también tenemos limitaciones a la hora de colgar objetos en las paredes, por lo que en muchas salas utilizamos pantallas móviles.

"Estamos muy interesados en empezar a utilizar el láser para reducir la demanda de mantenimiento"

“Nuestra experiencia con las dos pantallas de plasma Panasonic de 103 pulgadas que compramos hace unos diez años ha sido muy positiva. Esperábamos utilizarlas unos tres años, pero una década después siguen estando plenamente operativas.

“No obstante, ahora deseamos olvidarnos de la tecnología de plasma y empezar a utilizar una tecnología LCD más moderna y rentable en términos energéticos, lo cual es una consideración importante ya que la sostenibilidad es una iniciativa corporativa clave para la organización.  

“Hemos sustituido una por la nueva pantalla 4K de 98 pulgadas y en breve sustituiremos la otra por un video wall. Fue una decisión sencilla sustituir Panasonic por Panasonic”.

De acuerdo con estos principios sostenibles, la organización también tiene la intención de empezar a utilizar la proyección láser. El primer proyector láser instalado se encuentra en el auditorio principal del edificio. Integrado por Insight Visual Systems Ltd, el PT-RZ12 de 12 000 lúmenes ofrece 20 000 horas de operación sin mantenimiento. Dispone de un procesador de movimiento real integrado, que combina creación de fotogramas y procesamiento de alta velocidad a 120 Hz para reproducir de forma fluida los movimientos.

"Estamos plenamente satisfechos con el RZ12K, ya que crea unas imágenes increíblemente nítidas y brillantes. Estamos muy interesados en empezar a utilizar el láser para reducir la demanda eléctrica y de mantenimiento dentro de la infraestructura audiovisual del edificio", añade Steve Barrett-White.

Por lo que se refiere al resto de los productos audiovisuales presentes en el edificio, el RIBA dispone de un PT-DZ10 de 10 000 lúmenes en el Florence Hall y de tres PT-VZ575 en la cafetería del personal ubicada en un edificio contiguo, que la organización utiliza para celebrar las sesiones informativas del personal. El equipo audiovisual los ha colgado del techo y ha utilizado la corrección horizontal, vertical y angular, así como la corrección de pantalla curvada, para crear una proyección de gran angular en toda una pared curvada.

Steve McNally, Gerente de desarrollo de negocios de Insight Visual Systems Ltd, añadió: "Hemos ayudado al RIBA a integrar de forma inteligente la tecnología audiovisual para crear un espacio de eventos muy atractivo y en consonancia con un edificio realmente histórico".