La expedición española Trineo de Viento lleva a Panasonic TOUGHBOOK a la Antártida inexplorada

Durante casi dos meses, el equipo de Trineo de Viento (Inuit WindSled) ha recorrido 2.538 kilómetros en una de las zonas más remotas e inexploradas del planeta Tierra: la Antártida Continental.

El objetivo de esta hazaña era llevar a cabo diez trabajos científicos y demostrar que el Trineo de Viento, puesto en marcha por el explorador Ramón Larramendi en el año 2000 y perfeccionado a lo largo de los años y de diversas expediciones, es el medio adecuado para llevar a cabo campañas científicas polares, por su menor coste y su impacto cero a nivel medioambiental, en uno de los lugares más frágiles y complejos del planeta.

Ha sido la primera ocasión en la que la Agencia Espacial Europea (ESA) ha podido recabar datos del funcionamiento de la totalidad de satélites de la constelación Galileo en la Antártida. El sistema Galileo es la alternativa al GPS norteamericano para la navegación por satélite.

Además de la ESA, los exploradores han llevado a cabo estudios para la Universidad de Maine (EE.UU.), para la que han recogido muestras de nieve y hielo para el estudio del cambio climático en la región; para la Universidad Autónoma de Madrid y la Agencia Estatal De Meteorología (AEMET), para fijar la capacidad de dispersión y colonización de microorganismos en zonas polares, vinculado al cambio climático; o la Universidad de Valencia, entre otros.

Para recabar toda esta información, y que la expedición fuera un éxito, el equipo ha contado con dos dispositivos rugerizados de Panasonic TOUGHBOOK, el portátil CF-20 y la tableta TOUGHPAD FZ-M1, diseñados para soportar agua, polvo y temperaturas extremas, por lo que se han adaptado bien a las condiciones antárticas.

Por favor encuentre el caso de estudio completo en el pdf.